Nuestra Gran Faena comenzó en el año 2016, cuando tres grandes amigos recibimos la invitación a un proyecto donde apoyaríamos a campesinos locales a comercializar sus productos en el extranjero. En el camino de aquel grandioso proyecto nos encontramos con empresarios interesados en comprar tequila y al ver una oportunidad decidimos empezar a conocer más sobre ésta maravillosa bebida de identidad 100% mexicana.

Fue en Jalisco, México donde comprendimos cómo crecen y se cuidan los cultivos de agave, escuchamos de voz de los productores las largas faenas que deben realizar diariamente durante siete años en sus cultivos para obtener el agave en el punto de madurez y calidad exacto para su proceso.

Hoy honramos ésta grandiosa faena con este gran tequila como una historia excepcional de pasión, talento y esfuerzo en todos y cada uno de los eslabones de su elaboración.

Nuestro Proceso


En Casa Gran Faena nos inspira el arte tradicional de hacer tequila unido a un proceso innovador y sustentable, que además de ayudarnos a preservar nuestros agaves azules y el medio ambiente, nos permite obtener un tequila excepcional y refinado.

Preparamos las tierras para posteriormente continuar con la plantación de hijuelos. Nuestras tierras se encuentran en Guanajuato y en los Altos de Jalisco, México. Tierras reconocidas por sus ricos nutrientes, ideales para el crecimiento óptimo de los agaves.
Diariamente durante 7 años con orgullo nuestros productores realizan largas faenas en campo cuidando la sanidad y calidad en nuestros agaves hasta verlos alcanzar su madurez y calidad deseada.
Seleccionamos los agaves Blue Weber más finos y con el esfuerzo inmensurable de los jimadores se cortan las hojas con una coa afilada dejando sólo la piña lista para ir a nuestra fábrica.
Se realiza una delicada extracción en molinos tradicionales y una cocción durante 16 horas en hornos.
Nuestro refinado sabor es gracias a una levadura enológica especial de Casa Gran Faena y el proceso de fermentación se realiza durante 72 horas.
Utilizamos una destilación múltiple que permite reducir las notas fuertes de alcohol al saborear nuestro tequila y nuestro sistema de filtración logra darle esos matices plateados que realzan a la vista de manera excepcional.
El envasado se hace de forma manual y artesanal, cuidando cada detalle final con delicadeza.